El oro Verde, alga chlorella

La Chlorella (Chlorella pyrenoidosa) es un microalga verde unicelular que crece naturalmente en agua dulce y tiene el mayor contenido de clorofila (28.9 g/kg) que se conoce en el reino vegetal.

Por otra parte, la proteína de esta alga contiene todos los aminoácidos esenciales para la nutrición de los animales y los humanos. Además de aminoácidos, péptidos, proteínas, vitaminas, minerales, ácido grasos y ácidos nucleicos, la Chlorella pyrenoidosa contiene una sustancia hidrosoluble conocida como el Factor de Crecimiento de la Chlorella (CGF es su acrónimo inglés). Aproximadamente un 5% de la Chlorella pyrenoidosa cruda es CGF; compuesto principalmente por aminoácidos, proteínas y ácidos nucleicos que se cree provienen del núcleo del alga.

¿Cómo se cultiva?

Aunque las algas crecen naturalmente en agua dulce, la Chlorella pyrenoidosa destinada para el consumo humano se cultiva generalmente en amplias piscinas de agua mineral, bajo la luz directa del sol. El proceso de cultivo debe ser inspeccionado cuidadosamente, y las condiciones sanitarias mantenidas meticulosamente, para asegurarse que la Chlorella no se contamine con otros microorganismos. Una vez que las piscinas de agua dulce tienen suficientes células de Chlorella en ellas, se recolectan las algas.

¿Cómo se prepara?

La Chlorella tiene una pared celular muy fuerte que impide que su forma natural sea adecuadamente descompuesta y absorbida por el sistema digestivo de los humanos y, por lo tanto, hace falta un tratamiento especial para romper esta pared celular con el fin de incrementar la digestibilidad del alga. Una vez la pared celular ha sido rota, la Chlorella es pulverizada.

¿Cómo actúa la Chlorella?

Estudios clínicos y de laboratorio han confirmado que las preparaciones a base de Chlorella promueven la curación y el desarrollo. Así mismo, estas preparaciones estimulan el sistema inmune. Los resultados de estos ensayos clínicos sugirieron que la suplementación dietética diaria con Chlorella puede reducir la presión sanguínea alta, bajar los niveles de colesterol, acelerar la curación de las heridas y mejorar las funciones inmunes. Así mismo, la Chlorella mejora la función estomacal y el peristaltismo intestinal lo que ayuda a combatir el estreñimiento. También modifica la flora intestinal y estimula el crecimiento en el intestino de bacterias aeróbicas, beneficiosas para la salud.